Lógica emocional

lógica emocional - Aparato circulatorio

Introducción

Las sesiones que componen este seminario, se centran en los alrededores de la delegación eficaz y en el acto de delegar.

Obviamente, aspectos básicos relacionados con la actitud, concienciación y comportamiento profesional, estarán presentes en mayor o menor medida, a lo largo del mismo (ej. grado de confianza/desconfianza en los demás, intuición, habilidad para negociar, capacidad de síntesis, etc.).

La delegación, como casi todo en esta vida, tiene dos puntos de vista. Uno, el del que delega y otro, el del que es objeto de la delegación. Lo ideal es que la sintonía y sincronismo entre ambos, sean óptimos.

Con este fin se ha desarrollado el seminario:

*LÓGICA EMOCIONAL – delegación eficaz*

Para su elaboración se ha partido exclusivamente de la experiencia obtenida de una extensa actividad profesional, en equipos multidisciplinares, con muy variadas interdependencias y grados de participación. En consecuencia aquí no hay nada "de libro", sólo vivencias, conclusiones y aplicación práctica.

Objetivos

Este seminario tiene como objetivos:

Estructura y método de trabajo

El seminario está estructurado en tres partes que coinciden con cada una de las sesiones de que está compuesto.

Primera sesión. El antes.

- En la delegación, el proceso productivo ha de ser visualizado previamente en su totalidad.

- Definir y articular sistemas de información e intercomunicación.

- Efectuar un análisis realista de las capacidades/competencias de los diferentes recursos implicados.

- Identificar los puntos críticos y preparar elementos de medición y neutralización de posibles desviaciones.

- Realizar un análisis económico preliminar y estudio de alternativas, orientados hacia un menor coste en términos de dinero y tiempo.

Segunda sesión. Del cómo en el durante.

- Delegar supone depositar la confianza en otro y esto ha de ser percibido por este como algo positivo y no como un abuso.

- Reafirmar y en su caso formalizar, el proceso de corresponsabilidad en el que se sumergen quién delega y el delegado.

- Además de suministrar la información más importante, es imprescindible informar respetuosamente, sobre lo que es obvio.

- Acordar y poner en marcha canales de intercomunicación, es igualmente obligado.

- Es indispensable llegar al convencimiento por ambas partes, de que los objetivos de las tareas a realizar, su utilidad y encaje en el conjunto, y la información y referencias necesarias para su realización, están correctamente explicadas/percibidas y entregadas/recibidas.

Tercera sesión. Sobre el después.

- Situarse correctamente entre un control permanente y asfixiante y un yo ya le dije que se ocupara.

- Evitar la conocida tendencia ha desentenderse de aquello que hemos delegado en otros (por el día a día, me requieren nuevas tareas, son órdenes de arriba ...).

- Ejercitar el reloj mental que permite solapar la atención a nuevas tareas con el seguimiento y evaluación/reconducción de las tareas asignadas a otros.

- A efectos de no despertar recelo alguno, hay que desplegar la mayor transparencia a la hora de utilizar los sistemas, metodologías y herramientas que se hayan previsto para el seguimiento y evaluación/reconducción citados.

Asumir que generalmente, el principal responsable en el supuesto de que las cosas vayan mal, se sitúa entre el personal de mayor capacidad de delegación, y si las cosas salen bien, es el equipo el que ha funcionado.


Lógica emocional © Copyright 2009 - Fernando Picazo de la Garza